martes, 28 de enero de 2014

A vueltas con el IVA

La metedura de plata de De Guindos ante micrófonos direccionales de la prensa ha permitido constatar la preocupación de los medios por la posible subida del IVA "para compensar una eventual bajada del IRPF". Aparentemente, eso situaría fuera de foco mi diagnóstico de que el gobierno afronta experimentos para una bajada, general o selectiva, del primero de estos impuestos.

No modifico ni una coma. Al contrario, la airada reacción del ministro de Economía me reafirma en que los tiros del gobierno van por otra parte que los de los periodistas. Quizá no haya otros signos externos que la bajada del IVA para las obras de arte, pero me parece difícil buscar otra interpretación para tal bajada, habida cuenta la ideología del gobierno y sus promesas electorales más la marcha de las encuestas.

Creo que se trata de un afán muy personal de Rajoy. Un registrador de la propiedad es, en definitiva, un funcionario, pero él se considera a sí mismo como un "autónomo". Su asombrosa teoría de que los emprendedores serán quienes nos saquen de la crisis así lo atestigua. Entiéndanme, decir que las empresas, creando empleo, nos sacaran de la crisis, es una obviedad que no requiere comentario. Pero decir que serán los empresarios individuales los que lo hagan es ya introducirse en las regiones del delirio. Exactamente lo que cree íntimamente el presidente.

Mi previsión es que la bajada del IVA para los creadores de obras de arte augura una similar para otros "emprendedores". No será cosa fácil, porque no se puede establecer un tipo de IVA para la empresa de tamaño mediano o grande y otro distinto para el "emprendedor", cuando ambos producen para el mismo mercado. Pero sospecho que vamos a ver a Hacienda buscar los resquicios hasta debajo de las piedras.

¿Qué se apuestan a que si el experimento en obras de arte da resultado veremos rebajar el IVA de registradores de la propiedad y notarios donde, según Bruselas, deben cargarlo?